Cómo con Ibn Sahl leí a Ronsard y acabé perdiendo a N.

La primera vez que me interesé por la literatura árabe en la carrera, que sería en torno a la primera o segunda semana del mes de octubre de 1997, crucé la Avenida de San Fernando, y metiéndome en la librería, comprobé que en un minúsculo rincón estaban agrupados los libros relacionados con el árabe. Compré la antología de Poemas de Ibn Sahl (Ben Sahl) por que me parecía una inversión segura. Tenía texto en árabe, se refería a un poeta de Sevilla y estaba claro desde la primera lectura que el tema principal de los poemas era un amor terriblemente sufrido y apasionado.

Ese primer volumen que regalé años más tarde a Muhammad de la Zawiya me fue acompañando desde el principio todos los días que iba a clase, o casi, metiéndolo en la bolsa. Quizás lo deje aparcado con el tiempo, pero ya en cuarto de carrera realicé un primer trabajo sobre Ibn Sahl para la asignatura Literatura árabe de Al-Andalus, con D. Rafael Valencia. Escribí unas páginas sobre el amor auténtico y el amor musical, que fue el germen del planteamiento que presenté por primera vez para mi tesis en Ginebra a M. Charles Genequand. Tras su corrección, al cabo del primer año, de ese planteamiento, y pasando ya por el aro de aceptar el término 3udhrî, rediseñé los otros términos, esbozando los siguientes: ibâhî, taqlîdî, sha3abî.

Mientras tanto, leí menos a Ibn Sahl y me replanteé todo mi contacto con la poesía. Había citado ante D. Carlos Alvar y M. Genequand las frases pomposas de una introducción a los trobadores francesa, en las que se atribuía la creación de la lírica provenzal poco menos que a un milagro, velada prueba de un planteamiento rancio que lindaba con la visión de la historia como un destino de elegidos (seguro que a los sionistas esto mismo les suena de algo). Por lo tanto, ya no me podía echar para atrás. Si levantaba la piedra que sepultaba la toncalidad de la lírica provenzal en el gazal andalusí, tenía que atreverme a leer los clásicos, los trobadores. Y eso hice.

Adelanto ya las rápidas -y dramáticamente personales- consecuencias: de los trobadores me fui a Guillaume de Machaut, y de éste a Ronsard. Ya nada podía volver a ser como antes.

N. no sportaba que roncara; no dormía más en casa, y con la mudanza y la denuncia del desorden en mi cuarto, todo se encaminó hacia la paulatina separación. Lo que hice desesperadamente para evitarla no hizo más que condenar nuestra relación irremediablemente, aunque en el trascurso vovieramos a estar juntos aún en contadas ocasiones posteriores… las más emocionantes, al ser tan falsas como auténticas.

La mezcla de la fatalidad con el profundo concepto del amor que intuía en todos los poetas, ya fuese Jean Second o Giacomo da  Lentini, fue un coctel que se convirtió en explosivo cuando la alienación laboral, económica, política y social de mi situación en Ginebra no me daba otra alternativa que cerrar el escaparate y emprender una retirada estratégica de enormes dimensiones. Aquí estoy desde entonces, reconstruyendo lo que queda de todo eso.

Castillo de Talcy

“Le Château de Talcy se situe au nord de la Loire entre Blois et Beaugency”: www.francebalade.com.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo al-Andalus, Borders, culture's distortion, Education, feminism, Gender, Human Rights, humanitarism, Ibn Sahl, Literature's Theory, Poetry, politics, scenes, Sufism, Urban Culture

Una respuesta a “Cómo con Ibn Sahl leí a Ronsard y acabé perdiendo a N.

  1. dorian

    yaaa pero el libro ese de poesias Ibn Sahl esta bien o mal
    es hermoso o no? en fin tendre que averigurlo por mi pues pedi ese libro ^^
    ojala que no me defraude
    ajjjaja
    oj ala ^^

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s