Acusación policial gravísima contra el asociacionismo alternativo en Sevilla

Leyendo el periódico Público, me entero de que hoy los colectivos de apoyo a la asociación que okupaba el inmueble “Casas Viejas” en la zona de la Macarena, en Sevilla, han puesto en marcha una nueva acción de protesta, subiéndose a un puente con la intención de permanecer visibles el tiempo que les dejen. La policía ya debe estar interviniendo en estos momentos.

Pero me llamó mucho más la atención el último párrafo de la noticia que reproduzco copiando y pegando de Público:

“[…] Según este portavoz del centro Casas Viejas, el objetivo de esta acción de denuncia es centrarse “en el tema de fondo”, ir contra la especulación inmobiliaria y reivindicar “el derecho a una vivienda digna, a centros y actividades sociales y culturales autogestionados por los jóvenes.

La policía investiga contactos con el entorno etarra

Por otra parte, la Policía Nacional mantiene su “firme” y “decidida” voluntad de querellarse contra las personas que acusaron de tortura y maltrato a los agentes y bomberos que participaron en el rescate de los dos okupas y ha comenzado a recopilar pruebas.

Este mismo cuerpo policial, según informa Efe, está investigando a todo el movimiento okupa de Sevilla por su posible vinculación con el entorno de la banda terrorista ETA y no sólo a las personas que se encerraron en un zulo cuatro metros bajo tierra para impedir el desalojo del inmueble ocupado conocido como “Casas Viejas”.”

Según fuentes de la investigación, los agentes han encontrado cartelería en euskera y documentación informática que está analizando la brigada provincial de información. Además, la policía investiga de dónde recibieron los okupas el asesoramiento para construir el “zulo” en el que se encerraron Agustín Toranzo, de 39 años, y Rubén Iván Díaz, de 26, sin descartar que proviniera del entorno etarra.”

A todas luces, tal relación no puede ser muy seria. ETA es un movimiento terrorista nacionalista, que apenas recurre a mensajes izquierdistas para justificar sus atentados. Relacionar la  corriente cívica de lucha contra la especulación inmobiliaria con el terrorismo de ETA no es una broma inocente.  Ya pueden encontrar pruebas fehacientes, porque si no,  se comprobará que no es más que  una maniobra perniciosa para  desmovilizar a los jóvenes y a la población  en la reivindicación de  una política urbana justa  y sostenible.

Mientras, en la misma ciudad, un serie de privilegiados goza de unos apartamentos de lujo proporcionados por el Ayuntamiento, por alquileres ridículos; en el propio recinto de los Reales Alcázares. Esa es la otra cara de la especulación contra la Vivienda en Sevilla: el barrio de Santa Cruz.  Espejismos del liberalismo y campaña contra las TAZ.

pisos-sevilla.jpg

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo al-Andalus, anteUtopia, Borders, capitalism, culture's distortion, ecology, EU, Human Rights, Jihâd, Left, Market, mobility, politics, TAZ, Urban Culture

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s