Los tontos peligrosos: murcianos, suizos, americanos y el Papa

Cuando escucho a portavoces murcianos que quieren “autopistas delagua”, y que lo plantean como si ya hubiera un consenso en ese sentido, me da entre pena, rabia e hilaridad. Pero ¿Cómo se les puede ocurrir que se va a fomentar las urbanizaciones horteras con campos de golf y “lagos” a costa de traer agua del Ebro? Y ¿Cómo se atreven a comparar sus pretensiones faraónicas con la necesidad de agua para la ciudad de Barcelona?

También me sulfuro cuando me entero de que los suizos van a volver a votar para endurecer los requisitos de obtención de la nacionalidad suiza. Son tan gilipollas (con perdón) que si son derechas votan a favor, y si son de izquierdas votan en contra, pero no se les ocurre poner en solfa toda la cursilería, la fealdad de sus pasaportes, sus banderitas, sus vestidos tradicionales. Los suizos se condenan a ser la encarnación de la memez. Si fuera uno de ellos, me negaría a votar en ese referendum.

También me saca de quicio que los americanos persistan en su belicismo, su estulticia a la hora de comprender el mundo y lo que pasa alrededor. Bush habla de dictadura del relativismo, pero no veo mucha movilización contra el golpe de estado que representan sus leyes, sus campos secretos, sus negocios turbios y sus coqueterías con la muerte de Oriente Medio. ¿Cómo Obama y Clinton pueden estar aún discutiendo la agenda impuesta por los neocons? ¿Cómo es que nadie en el campo de Obama lo espabila un poco antes de los debates para que cambie el chip? Me supera, realmente.

Finalmente, también aprovecho para cargar contra el Papa, por su miseria moral, su cinismo, su crueldad, sus extravagancias, su mal gusto (¿Alguien se ha fijado en lo hortera que es llevar los zapatos rojos que se pone con la falda blanca sedosa? ), sus ganas de encubrir la pederastia, de quitarle hierro al asunto, de camuflar la podedumbre que corrompe por dentro los estamentos de la Iglesia Católica. El Papa es un ser vomitivo, con sus risitas, sus visitas a Bush y su mirada de cerdo.

Y estoy harto de todos los demás tontos peligrosos, que proliferan por doquier (pienso también en los “amigos de viaje” de los murabitûn, dispuestos a defender la entelequia del califato, el antisemitismo del escocés y la tendencia más sectarista de ese grupo; va en concreto para un tal Oscar que conocí en Rianxo, y que andaba  refunfuñando su rencor por la mesa) . Que Al-lâh nos libre de su constancia. Que Al-lâh -enaltecido sea- permita su decadencia. Que  Al-lâh, el Rahmân, se apiade de nosostros.

Ma’a assalâma.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Bagdad, Borders, capitalism, Christian Zionism, colonialism, culture's distortion, dâr al-Harb, ecology, Human Rights, imperialism, islam, Jihâd, Market, politics, press, scenes, USA, webislam

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s