Cartas unidas

Era un licenciado con muchas ganas pero poca preparación en lengua árabe y literatura cuando me lancé en 2002. Ginebra. Expectativas altas y en realidad flexibilidad a todo. Me agarré a Ibn Sahl como eje para una tesis. Enseguida empezó la cuesta arriba de la poesía árabe, sus poemas, sus orígenes preislámicos. En paralelo, una emulación conductiva de los pasos de los referentes de esos años: Tariq Ramadan, Abdennur Prado. Leer pero sin escribir suficiente. Presión del ritmo: lecturas y trabajos poco provechosos: clases de español, limpieza, camarero. También trabajo intelectual de lecturas de fondo y contadas amistades. En 2004 apruebo la memoria, que eran como unas sesenta páginas, a regañadientes del director arabista, Ch. Genequand, y con el aún entusiasmo voluntarista de Carlos Alvar, experto en lírica y literaturas medievales. El texto que acabé presentando en septiembre de 2006 para una tesis no tuvo ni el aspecto de una tesis ni su solvencia. Planteé cinco cortos capítulos de subgéneros del gazal, y a continuación un repertorio temático de citas representativas en líricas, desde la andalusí, hasta las contemporáneas, pasando por la siciliana, la francesa, la occitana, la castellana, la gallega, la neolatina y la alemana. Sólo en febrero del 2007 los directores me convocaron, en una cita en la que no había nada que discutir por su parte.

Aguanté en Ginebra hasta finales de abril de 2007. Entretanto había traducido un ensayo del francés con mi hermano. Contacté con Rafael Valencia. Estuve en Almería para optar por una beca de la Fundación Ibn Tufayl, que edita la Enciclopedia de Al-Andalus. En verano tuve los últimos contactos con Carlos Alvar. Me inscribí en el programa de doctorado de Santiago, con la recomendación de Don R. Valencia, y al mismo tiempo empecé también a escribir el blog. Había estado dedicando tiempo a seguir los foros del curso de «Experto profesional en cultura , civilización y religión islámicas» de la UNED y de webislam. Me sentía con ganas de escribir más y mejor, sin ningún limite, y creo que el blog me lo está permitiendo. Escribo muy poca poesía. Los últimos meses en Santiago he asistido con mucho placer a las clases, con historiadores del Arte y filólogos de latín o románicas. Y he intentado aprovechar para leer bastante. Me explico bastante con el entusiasmo que me está produciendo la lectura del libro de Cynthia Robinson In Praise of Song. The Making of courtly culture in Al-Andalus and Provence 1005- 1134 A. D., Brill, 2002. (419 págs.) Más allá de asumir la investigación de Boase y Menocal sobre el origen de la cortesía y la tesis árabe (con Nykl y pese a él, idem con Abu-Haidar, Corriente, Zwartjes), y de incidir profusamente en Al-Fath Ibn Xâqân, y sus Qalâ’id, y el Matmah, para desbrozar exhaustivamente toda la dimensión espacial y cultural del zarf en las taifas, el programa de temas que Robinson trata se adentra de lleno en la cortesía de Aquitania y en Guillermo IX, con una capacidad para enmarcar toda la trasposición o traslación de la cortesía andalusí en la provenzal sencillamente impresionante. Cuesta pensar que haya podido leer y entender tan bien todo el siglo XI en los dos lados de los Pirineos, pero es que además escribe con la mirada puesta en los espacios corteses en tanto que historiadora del Arte, y construye toda una interpretación de ciertos salones de la Aljafería como espacio ritual de amor homófilo y ennoblecedor, basado en la aproximación metafórica a lo más sublime.Lamento por falta de tiempo no estar realizando estos días más que una lectura apresurada y saltando lo que adivino menos importante.

Se ha insistido siempre en el periodo de las taifas y en la corte de Sevilla como una época fundamental para la literatura y la poesía andalusí, de forma tal que quizás no sorprenda que se ponga en relieve de nuevo ese siglo XI. Creo sin embargo que Robinson ha acertado estudiando también a fondo la taifa de Zaragoza y de Rueda. Nunca he apreciado con tanta seguridad las equivalencias entre la cortesía andalusí y la primera cortesía provenzal. Llegados a este punto, el interés de la poesía de Ibn Sahl está más justificado que nunca. Mientras que durara la nebulosa sobre las condiciones de traslación de la cortesía andalusí, la comprensión de la poesía andalusí posterior seguiría sometida a cierta incentidumbre. Si ahora la homofilia y la homosocialidad son los fundamentos y el eje de la cortesía del siglo XI, la doble vía que emprende en el siglo XII -heterosexual y casta en Occitania, tendencias taqlidíes y sufíes, sublimadoras de los aspectos homófilos, en Al-Andalus- nos conduce de lleno al amor oscuro de Ibn Sahl por el joven Mûsà frente a los sonetos sicilianos de Giacomo de Lentini, más unívocos, en el XIII. Buena razón para quedarse con Ibn Sahl.

6 comentarios

Archivado bajo al-Andalus, anteUtopia, Bagdad, books, criticism, dâr al-Harb, Education, EU, France, Gazal, Gender, Ibn Sahl, islam, Le Coeur Un, Literature's Theory, Middle Age, orientalism, Poetry, queertly, Sufism, Urban Culture, USA, webislam

6 Respuestas a “Cartas unidas

  1. Cuando leo estas cosas me alegro y me deprimo a partes iguales. Me encanta que hayas hecho tu rechazada tésis de forma tan propia de tí, tan contestataria. Me recuerda al suceso de Dalí en la Escuela de San Fernando, cuando lo examinaron sobre Rafael y dijo que ese tribunal no tenía potestad para calificarlo, pues él sabía más de Rafael más que todos ellos juntos (motivo por el que fue expulsado de la escuela). Y me deprimo por mi profunda ignorancia sobre los temas que tratas.

    En fin. A ver si vienes y organizamos un recital. Contigo me atrevo a contradecirme y volverlo a hacer.

    Saludos!!

  2. Me alegro de que me encuentres en mis palabras. Vuelvo a este periodo, quizás escribiéndolo. Quizás es mi historia, la que tendré que ir contando mil veces hasta que sea la historia, Le Coeur Un.

    Un abrazo muy fuerte.

  3. Estoy imprimiendo el gazal para disfrutarlo en casa con Eli. ¿Sabes? Ella es la poesía; la lleva en el fondo de suus ojos (y encima se lo tengo que discutir continuamente). Mírala:

    http://www.fotolog.com/duckieboy/35284950

    Saludos! (ya se ha imprimido, ahora corro a encuadernarlo, como buen libro que es)

  4. Gracias Kike.

    Espero que te guste y que seas benevolente con el tono lastimero que adopté en otros tiempos. Te deseo una buena lectura con Elisa. Me das envidia, pero te mereces esa felicidad.

    Me gustaba lo de Ripios-König. Te queda bien.

  5. Pingback: La ofensiva homófoba de Tariq Ramadan « مواقفي *سيتياسيونيست *مبدعي الأوضاع

  6. Pingback: Tariq Ramadan: el desastre de un debate « مواقفي *سيتياسيونيست *مبدعي الأوضاع

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s