El cambio de nombre como síntoma de lo divino

Víctor se llama ahora Demetrio, en el blog que lleva en el boomeran(g). Quiere decir búsqueda, introspección, reconciliación, ataque, salida y huída. Demetrio Pin, como un general, como un escritor, como un farmaceútico de provincia. Sus reflexiones de blog van a dar un giro mucho más personal. Ya no es el filósofo que mantiene una mirada estricta sobre la realidad, sino la metamorfosis de una voz en libertad cibernética y ética. Bienvenido al renacimiento, se está bien en el paraíso.

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized

Una respuesta a “El cambio de nombre como síntoma de lo divino

  1. María de Toledo

    Víctor siempre se ha llamado Demetrio. Salud,
    María de Toledo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s