Pete C. Morris, contagiado por la defensa de la seducción folclórica

“[…] una civilización que descuida tanto los olores, que sustituye los perfumes tradicionales por productos que entran más en el ámbito de la farmacia, de la moda y del material para deportistas. Leer Ronsard, oler a rosas, […] comprar el perfume en cantidades mínimas pensadas para un día con su noche…”

Más adelante prosigue:

“Las flores y las esencias serán los símbolos de la empresa que estamos movilizando, señales de toda su potencialidad, querido amigo.”

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Le Coeur Un, pictures

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s