Sobre islam político y místico


multan

Cargado originalmente por rashid aziz bhutta

Cita traducida de Jean-Paul Charnay, islamólogo muy lúcido:

[…] A los politólogos que oponen el islam político al islam místico, sin darse cuenta de que el islam se apoya sobre una mística de la legalidad y supone una expansión geopolítica.

Sacada de Lettre désolée à un ami arabe, Maisonneuve Larose, 1994, p. 13.

Anuncios

11 comentarios

Archivado bajo al-Andalus, Bagdad, books, dâr al-Harb, France, islam, Jihâd, orientalism, pictures, politics, quotes, situjihadism, Sufism, webislam

11 Respuestas a “Sobre islam político y místico

  1. Frank Ejby Poulsen

    Hola amigo!
    Pero de que typo de expansión geopolítica se trata?

  2. Hola Frank,
    Gracias por la pregunta. Lo más inteligente que puedo responder es que la expansión geopolítica ha sido en principio pacífica, de acuerdo con la mística legalista que contiene un rechazo del proselitismo violento, pero es de rigor constatar que históricamente también se ha producido con la fuerza de las armas o la incoacción, paradójicamente en contradicción con lo expuesto más arriba.
    Se debe contemplar la posibidad de que la forma que tome la expansión geopolítica del islam estará en concordancia con la forma política histórica a la que los agentes históricos musulmanes tengan mejor acceso. Si el islam se diera en contextos de minoría, como en China, adoptaría la idiosincrasia política de ese contexto. Si en el contexto de las democracias europeas hubiese un canal para el islam democrático sin límites dictados por motivos seuritarios, se daría una expansión geopolítica por vía compatible con la democracia, es decir, democrática.
    (Tu vas penser que je ne dis pas grand chose. Je deviens un expert de la langue de bois. Comme quoi, n’est pas Charnay qui veut…!).
    ¡Saludos!

  3. Creo que atí también hay que darte caña para sacarte tu genialidad.

    Listen, Neophytus:

    Hace quinientos años hubo en Europa una cosita llamada Renacimiento y Humanismo. Entre otras cosas significó que de ahí en adelante Estado e Iglesia serían considerados entidades independientes, hasta la muerte de Dios del siglo XIX y XX.

    Por otro lado tú, que antes eras comunista (una opción igualmente religiosa, dogmática y en el fondo heredera de la pobreza intelectual de las masas proletarias acostumbradas a la parroquia- sustituída por la Agrupación Local- y a la Vulgata -sustituída por las “traducciones” de Marx aplaudidas como “oficiales”) supongo conoces la definición de la Ilustración de Kant (Marx era heredero de los valores de la Ilustración): o sea, la emancipación intelectual del hombre.

    Que ahora me vengas con malabarismos sobre la Neo-Teocracia de los Vencidos, en fin, confirma que todos los comunistas sois unos reaccionarios y unos moralistas intransigentes (excepto consigo mismo- no olvidemos la “verdad dialéctica”).

    ¿La religión dictando la política? me da igual que sea “democrática” (lo que es del todo incompatible con toda religión que ha de ser, necesariamente, en política, Teocrática- o, ¿hay curas que se declaren agnósticos fuera de su horario de liturgia? ¿se puede ser religioso sólo de profesión y luego votar como laico?), no es su terreno.

    No lo es desde hace quinientos años.

    No sé dónde estás tú.

    Ah, sí, mirando a la Meca…

  4. Cuánta agresividad, Dios mío. Mira amigo, yo no amenazo a nadie con mi creencia. Defiendo los Derechos Humanos según la Declaración Universal igual que tú. No soy perfecto, pero no he sido condenado por ningún delito, y sólo he tenido problemas con la justicia por vender hachís.
    Lo de los quinientos años es una opción, pero históricamente es tan discutible como muchas cosas ligadas a la epistemología. Si lo que planteas es una superioridad de Occidente, pues no te sigo. Si hablas de laicidad, te sigo.
    No he sido nunca comunista, he militado en Nueva Izquierda, donde había ex-comunistas. He votado al PSOE en las últimas elecciones, y no tengo ningún complejo de antidemocrático.
    A mi me va el rollo de los situacionistas de la Internacional Situacionista de Debord. Plantean una crítica radical a la sociedad del espectáculo, y como pienso que tienen en buena parte razón, pues me apunto a su forma de criticar. Yo además lo hago desde mi islam. No amenazo, constato situaciones, por lo que leo y veo en el espejo del mundo que es internet.
    ¿Alguna pregunta?

    Saludos, por supuesto.
    (¿Tienes algún problema con la ciudad de Meca?)

  5. Hombre, Abdulah…

    Ya avisé al principio de que en el juego hoy se trataba de darte caña, a tu estilo,para sacar lo mejor de ti (¡hazlo!); es posible que de ahí hayas sacado esa impresión agresiva. En todo caso, hablo de laicidad, no de superioridad. Salvado el tabú políticamente-correcto, no creo que estés en situación de negarme que en laicidad los europeos llevamos unos siglos de adelanto con respecto a los musumanes (con un alto precio pagado en materia de sangre), quienes, por lo que veo en tu cita, aún siguen ligando y mezclando actitudes políticas con el Corán.

    De todos modos no me dejo vencer por ese espiritu de culpa cristiana que invade a la Progresía europea con respecto al resto del mundo; soy humanista, y creo por tanto en la perversión como rasgo universal- lo que hacemos nosotros lo habrían hecho también ellos de haber podido. No hay que ser infantil, aquí no hay ni buenos, ni malos, ni superiores ni inferiores, sino avispados en mayor o menor grado, casi siempre en una molesta función de la benevolencia de la naturaleza (no es casualidad que Europa esté donde está gracias a su clima amable y estable, la menor incidencia de desastres naturales y una comunicación de ultramar privilegiada, además de recibir todo el flujo de intercambios procedente de Oriente). Puedo, creo, afirmar que en algunos aspectos se ha llegado muy lejos aquí sin que ello signifique una negación de la igualdad de las razas, culturas y pueblos humanos.

    Por eso no encuadro las cuestiones morales relativas a las conductas humanas en la vaguedad de los grupos clasificatorios establecidos por alguien tan parcial en el asunto como lo es el ser humano. Los grupos los foran individuos; perfiero investigar en el por qué de ese gregarismo que nos puede transformar, en ocasiones, en orangutanes (en todos los sentidos).

    Prefiero tirar tiestos por la ventana (ahora me puedes criticar y condenar, gracias). Es como más personal.

    Saludos!!

  6. Miren, créanme que no quiero molestar. Temo que suba el pan, pero al mismo tiempo, si me quedo en silencio, me torturo. Además, se supone que esto es un blog abierto.

    Abenyusuf, creo que esta dialéctica nos lleva a una desintegración del objetivo principal.
    Así pues, no afirmaré, sólo preguntaré.

    1 – Estas teorías de “expansión geopolítica”… no suenan un poco a la teoría del “espacio vital”?
    2 – En cuanto a introducir grupos que son mejores que otros, quiero decir, ser partidario de jerarquías (de cualquier color), pensar que un grupo (cualquiera) es mejor que otro (cualquiera)… no es un poco fascista?.
    3 – Está claro que para unos, Jesucristo es el Heavy Metal de lo positivo; para otros, Al-láh mete goles desde el centro del campo y para otros, Buda es la repera elevado a cien. Se usa la lengua para que los demás piensen como uno (sí, Abenyusuf, el más básico deconstruccionismo), se levanta polvo en nombre de Superalgo, se habla de unicidad en vez de integración (o se toma la integración como la hipnosis general) y nunca se llega a una conclusión.
    Como mucho, se llega a otro tipo de globalización – Unos dicen que es la buena, porque es la suya, sólamente –

    Menuda morfina, hermanos!
    Tener que depender del razonamiento superior de una criatura divina, aparte de ningunear el valor de cada persona, pone en boca de otro el discurso propio. Interpretaciones y morfinas.

    Supongo.

    O sea, supongo.

  7. Buckieboy y Búfalo,

    Cuando yo digo “Al·lâh es lo más grande”, podéis pensar:

    a) que os agredo.
    b) que hay algo más grande.
    c) que no es acorde con la laicidad.
    d) que es casi fascismo.
    e) que no sé nada de física.
    f) que por qué me meto en temas que desconozco.
    g) que porqué voy de musulmán cuando he nacido en una familia ateo-cristiana.
    h) que como no hay ninguna verdad, eso tampoco puede ser, una, y por tanto me extralimito en mis funciones de ser humano.
    i) que suena muy bonito.
    j) que pensándolo bien, tiene un fondo interesante.
    k) que no me explico bien, o que no os enterais.
    l) que suena bien en árabe, pero pésimamente en castellano (perdón, cristiano).
    m) que nos podemos pasar así horas.
    n) que no solo no tengo la vergüenza de callarme, sino que además lo escribo.
    ñ) que cometo un pecado.
    o) que adonde voy así, en el siglo XXI.
    p) que me chuto con morfina.

    Y lo dejo aquí, ya me diréis.
    Un abrazo fuerte, me encanta el diálogo.

  8. Frank Ejby Poulsen

    🙂
    Je comprends plusieurs langues, y compris celle de bois.
    Gracias por tu explicación.
    Frank.

    PS: tu as oublié:
    q) que olvidé escribir de cúal Al·lâh es lo más grande.

  9. Efectivamente, efectivamente… 😉

  10. Considero este tema cerrado.

    No encuentro un rincón donde poner la noticia con la que me he encontrado, y he pensado que este rincón no está mal.

    http://www.marca.com/edicion/marca/otros_deportes/beisbol/es/desarrollo/1159251.html

    Me parece sólo una anécdota, pero interesante.

    Un saludo.

  11. Querido Búfalo,

    Espero que no haya sido un poco grosero con mi respuesta, puesto que planteabas preguntas que no he respondido. Escribí como me salió sobre la marcha, atendiendo a una postura general de dialéctica islam-agnosticismo.

    En cuanto a la noticia que señalas, me parece que está aquí en su sitio; engarza efectivamente en qué papel tiene que tener la exaltación de Dios en la vida común, y si es posible o no convivir con personas que se tomen su papel tan en serio y con tan poca distancia, que les dé por empujar, pegar e insultar a quien no demuestre la misma actitud fervorosa. Si me permites, abunda en la idea de que no hay más parecido a un talibán que un fundamentalista del “American God”, aunque uno sea tipo guerrero con metralleta y otro vaya a ver un partido de béisbol para honrar el himno.
    Y en la misma medida, seguro que coincidimos los dos en pensar que el problema no está en las recónditas conexiones filofascistas del deporte (a pesar del imaginario del bate de béisbol) que pudiera uno elucubrar. Un estudio poscolonial riguroso podría al contrario demostrar que los jugadores negros usaron el deporte en los 40 y 50 para reafirmar su dignidad, en el ambiente difícil de la lucha por los derechos civiles en EEUU.

    En cualquier caso, más vale ir precavido, que hay mucha susceptibilidad rondando…

    Más saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s