Fragmento de “Sans phrases” de Philippe Soupault


le temps des cerises

Cargado originalmente por gverster_artwork

Extracto de “Sin frases”, “Sans phrases“,- que suena también como cien frases-, libro de Ph. Soupault (1897-1990) cuya traducción al español no parece existir, o no me costa, y que tampoco se anuncia en la red:

“El tiempo que pasa
el tiempo que no pasa
el tiempo que se mata
el tiempo de contar hasta diez

El tiempo que no se tiene
El tiempo que hace
El tiempo de aburrirse
El tiempo de soñar
El tiempo de la agonía
El tiempo que se pierde
El tiempo de amar
El tiempo de las cerezas
El mal tiempo

Y el bueno y el bonito y el frío y el tiempo caliente

El tiempo de darse la vuelta
El tiempo de los adioses

El tiempo de que haya llegado el momento

El tiempo que ni siquiera está
El tiempo de guiñar del ojo
El tiempo relativo
El tiempo de beber un trago
El tiempo de esperar
El tiempo del buen final
El tiempo de morir
El tiempo que no se mide
El tiempo de gritar cuidado
El tiempo muerto
Y luego la eternidad”

Texto en francés (de donde lo he traducido).
Más poemas de Soupault en español.

9 comentarios

Archivado bajo anáfora, anástrofe, asíndeton, books, enumeración, France, Le Coeur Un, loci a re, pictures, Poetry, quotes, rhetorics, Urban Culture

9 Respuestas a “Fragmento de “Sans phrases” de Philippe Soupault

  1. El tiempo, esa venda sobre los ojos hechos para la eternidad…

    Cioran habla mucho sobre ese tema, aunque de una manera totalmente distinta!

    Me gusta el cuadro.

    Mil saludos!

    P.D: quiero un poema de vuestra merced.

  2. Vale por el poema: (special dedication to Kique)

    Los miles de secretos no necesitan llave
    Están en los libros y basta con leerlos
    El amor de dos personas no necesita una vida
    Está en los sueños y basta con tenerlos.

    Los gusanos de la violencia se alimentan con patrias:
    basta con nacionalismos para que se hagan mariposas
    o dragones
    o bombarderos
    La mirada de un deseo no necesita nada
    ni tan siquiera patria, ni lengua, ni libros, ni amor.

    Autor (todos derechos reservados salvo para Kique):
    Asís.

  3. ¡Gracias, Juan!

    Me ha encantado!!

    Tienes que bajar: la jam de blues de los miércoles va de puta madre y cada vez viene más gente (Lolo Ortega se ha interesado por ella, al parecer…).

    Saludos!!

  4. Frank Ejby Poulsen

    Ce n’est pas le même, mais un autre “temps des cerises” se trouve sur la butte aux cailles, près de là où j’ai grandi, et là où j’ai passé de bonnes soirées entre amis à siroter du ‘ti punch en discutant de choses et d’autres, histoire d’attendre l’âge mûr.
    Temps de jeunesse envolé, de rencontres d’un soir, d’éphémères pensées. D’anciens amis perdus, de vue, de mémoire, d’espoir, dans mon globe trotisme cosmopolite. Le temps d’y penser. Un instant. Et pourtant, j’attends toujours.

  5. Mon école de cosmopolitisme fut, il y a plus de dix ans, les trains de l’Interrail, voyages faits la plupart du temps seul, car je voulais aller seul à l’encontre du monde. Les amis? Illusion. Vérité du passé. Bien sûr, il y en a qui sont toujours près, toujours là, mes tous ceux qui comptaient aussi…! Tout autant que les autres; ils sont des idées que l’on peut remémorer, ou laisser que l’oubli dissipe ce qu’il en reste dans notre esprit. Plus encore, le souffle d’un être aimé. Est-ce possible? Sans doute, apparemment…
    “Tandis que je songais, le coude sur mes livres”
    (Hugo)

  6. Hola, te he encontado buscando poemas de cerezas y me ha gustado mucho el fragmento que tienes publicado en esta entrada. Con tu permiso, me lo he llevado a mi blog haciendo constar el nombre del autor, tu nombre como traductor y tu página. Espero que no te importe pero, si es así, no tienes más que decirmelo y lo suprimo. Por supuesto, si quieres visitarme, quedas invitado.
    Gracias de antemano.
    He dado una vuelta por tu blog y es muy interesante.
    Vendré a seguir leyendo con más tiempo.
    Besos de cereza.

    Queralt.

  7. Gracias Queralt, bienvenido.

  8. felícitas

    siendo niña de 8 años,sembré un cerezo enel patio de mi escuela,creció. alto y hermoso,nunca podado.yo no veía sus flores porque trabajaba fuera de mi tierra,pero lo recordaba con amor.Un día llegué, y vi el hermoso cerezo, cuajado de cerezas maduras,pero con las hojas lacias…Trepé a la pared y vi que lo habian asesinado cortándole la corteza en su base todo alrededor ! Y ésto lo había hecho el maestro para que los niños no entraran a cogerlas! Yo tenía 30 años y el cerezo cerca de 22.¿Saben cuánto lloré ?Cuando vuelvo a mi pueblito,-Foncastin, en Valladolid, España-aún lo busco con nostalgia…

    • felícitas

      hoy tengo 60 años y lo recuerdo como aquel día. Soy una enamorada de la flor y la fruta del cerezo,y guardo un precioso recuerdo de los montes del Bierzo ,en León con los robles sin hojas, salpicados de cerezos silvestres en flor ¡¡¡ Como si hubiera nevado a trocitos!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s