El coste financiero de la guerra en Irak y Afganistán

Según el video The Hidden Cost of War, la cifra alcanza 3 trillones billones de dólares.

RAE: trillón. (De tri- y lat. -llón, millón). 1. m. Mat. Un millón de billones, que se expresa por la unidad seguida de 18 ceros.

3,000,000,000,000,000,000 $.

Evidentemente no se plantea aún la ecuación entre ese coste y el coste humano para las poblaciones iraquí y afgana, tal vez incalculable.

P.D.: Muchas gracias a Carlos Sardiña que me señala mi confusión enorme entre trillones anglosajones y en español (trillion = billón).

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Bagdad, capitalism, Christian Zionism, colonialism, dâr al-Harb, Human Rights, humanitarism, imperialism, Jihâd, politics, USA

2 Respuestas a “El coste financiero de la guerra en Irak y Afganistán

  1. Una pequeña corrección, Abenyusuf, si me permites: “three trillions” no son tres trillones sino tres billones. En inglés, la palabra trillion significa billón, al igual que billion significa mil millones.

    La cifra de tres billones de dólares para la guerra de Iraq la ha calculado el premio Nobel de economía Joseph Stiglitz (y afirma que es una cifra “conservadora.” George Bush afirmó al principio de la guerra de Iraq que costaría 50 mil millones de dólares y eso es lo que gasta Estados Unidos cada tres meses.
    http://www.guardian.co.uk/commentisfree/2008/mar/13/warcostsandcostsandcosts

    Stiglitz también afirma que Estados Unidos, sus contribuyentes, y el resto del mundo estarán pagando los costes de la guerra durante años. No tengo ni idea de economía, pecisamente uno de mis puntos débiles, pero intuyo que algo habrá tenido que ver la guerra, las dos guerras (Afganistán e Iraq), en la terrible crisis económica en la que nos encontramos y, desde luego, no van a ayudar a solucionarla.

    De un modo u otro, la guerra de Iraq nos golpea a todos. Simplificando mucho: en primer lugar es un genocidio del pueblo iraquí, en segundo desestabiliza una zona que es un polvorín y, en tercer lugar, golpea al propio pueblo estadounidense (y al de todo el mundo) económicamente (por no hablar de la desestabilidad política y, claro está, las implicaciones morales). ¿Los beneficiarios? Empresas como Haliburton y Blackwater y algunas grandes petroleras.

    Sin duda, Iraq y Afganistán son los desastres de nuestro tiempo, inconmensurables en sus dimensiones e imprevisibles en sus consecuencias.

    Un saludo cordial

  2. Gracias Carlos, menudo error por mi parte.

    Corrijo en la entrada principal.

    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s