¡Así suena de bien el monedismo!

Yo no quise escuchar tu corazón

hasta escuchar el mío

y me sentí desesperado

como un niño perdido

Yo no quise escuchar tu corazón

hasta escuchar el mío

y una rosa blanca amaneció

cuando te habías ido.

De «Pollo» aka «Ojos Negros» aka Arthur Stone. Gracias al camarada accionista  Oliver. Grandes fingidores monedistas de nuestros tiempos más poéticos.

Deja un comentario

Archivado bajo Gazal, loci a persona, lyrik, Monedism, poética, Poetry, queertly, quotes, rhetorics

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s