La repetición de una escena de Coppola

Bismilah al rahmán y rahim

Uno de los recurso estilísticos más llamativos de Agustín Fernández Mallo en Nocilla Experience es la repetición del primer monólogo del capitán Willard, interpretado por Martin Sheen, en el comienzo de Apocalypse Now. Nada tiene de locura, efectivamente, adelantar una escena-pilar tantas veces como haga falta. Al principio será humorístico. Después adquirirá un cierto lirismo, como el que emplea Manuel Vilas con Elvis Presley o Johnny Cash. Pero después, al cabo de la quinta repetición, el monólogo adquirirá un poder taumatúrgico. Es como un rezo. El divorcio, la ciudad, todo lo que va contando desde el “¡Mierda!” inicial pasa a entrar en la categoría de la letanía pop. La cultura está cada vez más en manos de un mundo sentimental de referencias tardocapitalistas llenas a pesar de todo de una profunda humanidad irreversible. Creo ver en eso el acierto de la “narrativa Götenborg”.

Deja un comentario

Archivado bajo criticism, rhetorics

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s