Una huelga general de miedo a medias

En 2002, viví la huelga general, la del ‘decretazo’,  con más excitación. También es verdad que creía que iba a incorporarme al mundo laboral antes, algún día, más o menos, y también es cierto que por influencia de Nueva Izquierda, estaba en una órbita próxima a las CC. OO.; hoy  se interpone entre yo y los huelguistas una lectura de Debord que desmitifica, destroza y reduce a cenizas todo lo que sea representación espectacular de la clase obrera, y aunque tuve mi bajada anticapitalista kitsch en las europeas, la verdad es que no me identifico con la juventud (pre)parada victimista ni con los sindicalistas, a los que de todas maneras respeto y defenderé siempre frente a las miserias verbales de los que los atacan desde la derecha y desde el zapaterismo más cerrado, el de los más zapateristas que Zapatero. He llegado a escuchar que los que hoy hacen huelga son en realidad unos fachas, porque quieren que caiga Zapatero. Pobrecitos los defensores de la bondad permanente del presidente, ¡en qué espejismo se recrean! Pero el miedo de verdad sí me lo provoca a medias la huelga general de los poetas, los blogueros, los adictos a la prosa y a la fábula. Sin sus palabras diarias, el ordenador, vacío, tendrá las próximas veinticuatro horas un aspecto fantasmal, apenas maquillado con anglicismos ajenos a nuestras luchas, nuestras batallas y nuestras esperanzas. Operación silencio, hoy no habrá muchos cuentos en los blogs, y las calles vacías de mi pueblo tendrán gusto de jornada proletaria. No me parece mal, pero tampoco me afecta especialmente. Mientras, creo que tengo muchas cosas en libros que leer, desde los clásicos del marxismo hasta algún islamólogo ateo recientemente fallecido, desde un cuento rural gallego hasta uno o dos poemas de Arnaut Daniel, desde una confesión sobre la memoria mexicana hasta una huida del mundo en jeep por la senda de los polígrafos  de la americanización profunda de los medios ambientes que nos rodean. La mente es tremenda.

(imagen, de izqda a der.: Díaz Ferrán, ladrón mayor en la CEOE, Méndez y Fdez. Toxo, representantes legitimados del proletariado en el espectáculo; foto de Cristóbal Manuel sacada de El País)

Deja un comentario

Archivado bajo autobiografía, capitalism, Izquierda Anticapitalista, sent-hoyo, situjihadism

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s