El uso de las artes

El uso de las artes, con todo el maltrato que se les inflija e independientemente de los fines a los que se las quiera plegar, no puede ir sino a la par de frecuentaciones dudosas y admiraciones sospechosas. Es demasiado fácil seducir un mundo cultural olvidado ya por la historia. Al lado de semejante virgen de propedéutica, un bonito lugar queda reservado en las letras francesas para el escándalo, los chicos malos, el modernismo. Nadie tiene la exclusiva. (1952, 1955, p. 71)

Deja un comentario

Archivado bajo Guy Debord, sent-hoyo, situjihadism, traducción original

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s