Archivo de la etiqueta: Humanism

Las raíces del humanismo (II): una cita de Ibn Hazm

Ya se ha comentado la impronta misantrópica en Ibn Hazm, así como su elitismo, no reñido con la inteligencia ni con la elegancia. También cabe resaltar un aspecto muy interesante que se desprende de su Kitâb al-Axlâq, y que se relaciona también con los fundamentos medievales del humanismo, a saber la asignación a la conciencia del papel decisivo en el comportamiento individual, una responsabilidad intransferible, que se asimila al miedo a la ira de Dios, pero sin que esta imagen mental la sustituya mecánicamente. Abrevio la cita en estos términos:

Y esto […] aconsejo a quien lleguen estas palabras mías: ningún provecho sacará de seguir a los demás en las cosas vanas y superfluas, cuando con ello provoque la ira de Dios o defraude los fueros de su propia razón o se perjudique en el alma o en el cuerpo o se imponga un trabajo penoso, completamente inútil.

Muchos son los valores concentrados en tan breves frases, pero cabe destacar que este sentido de la integridad no se reclama sólo en el ámbito psicológico, sino que se aborda desde una perspectiva integral, incluyendo al cuerpo, a los demás, al trabajo. El individuo de Ibn Hazm es un prototipo del ser autónomo y al mismo tiempo religado, y si bien no es más que una imagen proyectada en lo ideal, tampoco es un ser extraordinario, sino todo lo contrario: es el ejemplo de equilibrio posible en el mundo más concreto y realista.

Deja un comentario

Archivado bajo al-Andalus, anteUtopia, books, Human Rights, islam, Middle Age, quotes, webislam

Las raíces del humanismo: una cita de Avempace

Ibn Bâjja, ponúnciese Bach-cha, o Avempace, nace en Zaragoza entre 1085 y 1090, y se convierte por mérito propio en uno de los pensadores y personajes más relevantes del saber y la cultura en Zaragoza y en el territorio almorávide. Muere asesinado -que Al-lâh lo acoja en su rahma-, por el encargo de uno de sus muchos enemigos, dentro del contexto de las rivalidades en la élite andalusí, en Fez, en 1139. Cito estos datos de la excelente y detallada introducción de Joaquín Lomba a su traducción de El régimen del solitario, publicada en Trotta en 1997. Al final del texto que se atribuje sin discusión a Avempace, justo antes de la conclusión que el traductor hebreo del siglo XIV añade para completar la obra, y que procede según Lomba de Al-Fârâbî -nacido en Fârâb, Uzbekistán, y filósofo en las cortes sirias de Sayf-al Dawlà, muere en 950-, que es autor del célebre Tratado acerca de las opiniones de la gente de la ciudad ideal, se expone la esencia racional del hombre, y en un tono que claramente elogia al hombre por sí mismo (p. 176, con ligeras modificaciones):

Lo que debemos pensar de todo esto es que el hombre es de las cosas más maravillosas de la naturaleza, gracias a la cual existe. Decimos, pues, que en el hombre hay muchas cosas, pero que únicamente es hombre por el conjunto de todas ellas. En efecto, en él existe la potencia nutritiva, pero ésta no recibe la forma. También posee la potencia sensitiva, imaginativa y memorativa, pero éstas tampoco reciben su esencia ni la acompañan necesariamente. Tiene la potencia racional y con ésta se caracteriza.

Hay un amor al saber que se puede poner en relación con el elitismo que comenté presente en Ibn Hazm, pero ¡qué lejos estamos de la misantropía del moralista! Si el cordobés destacó por su inteligencia y valor, quizás un poco de la alegría vitalista de Avempace hubiera embellecido más su pensamiento. La herencia de Avempace pasará a Ibn Tufayl, Averroes y el largo camino de la escolástica latina y la filosofía humanista del Renacimiento.

3 comentarios

Archivado bajo al-Andalus, books, Education, islam, Middle Age, musics, orientalism, queertly, quotes, webislam