Archivo de la etiqueta: islamofobia

BurKate Mosslema

El neoliberalismo juega, según Christian Salmon, con un anhelo generalizado de identificación con Kate Moss («Todos somos Kate Moss«, Público), y no me extraña que el punto subjetivo extremo de rechazo del neoliberalismo se encarne en su fantasma contrario, la burka, y entendida como burka «Muslima», es decir, de la persona concreta que rechaza «una vida intercambiable y por tanto estilizada, readaptada, y entrenada» a la vida occidental. Con el debate de la burka en Francia, Bélgica, Canadá, Suiza, etc., la frontera social post-schmittiana amigo/enemigo, es decir, beurette/ veuve noire, encuentra su clímax eroticopolítico. El Otro del Yo es La Tapada y Oculta Cara de la Mujer Fantasma. Que su cuerpo, su dignidad y su voz desaparezcan inmediatamente es la consecuencia normal que el feminismo islámico debe conseguir denunciar usando técnicas situjihadistas renovadas. Contra el neoliberalismo y contra el islamofascismo, pero sobre todo a favor de la reapropiación de nuestro imaginario erótico, simbólico y político. La alternativa es una bifurcación sin límites entre las pasarelas que conducen al poder y las que conducen a la comisaría. Entre la trivialidad de la tela y la televisión de la sensibilidad, estado penúltimo y tal vez irreversible de la alienación espectacular, sin usar dramatismos en vano.

Deja un comentario

Archivado bajo situjihadism

La 2ª Guerra Fría

Estoy más que cansado, pero también es cierto que tengo más de una idea en la cabeza que madura desde hace un par de semanas, después de las elecciones en Irán, el fraude en el resultado, las manifestaciones y la represión, y las rupturas o alianzas decisivas a nivel geoestratégico que se han cristalizado en apenas 15 días, aunque por supuesto estuvieran latentes desde al menos la guerra israelí contra el Líbano en verano del 2006. Quiero meditarlas y escribirlas. Y anuncio mi intención de no ceder en mi postura situjihadista.

La Guerra Fría fue un periodo injusto y largo que se caracterizó por la utilización de los deseos de emancipación universales con fines espúreos por parte de los dos bloques antagónicos en apariencia pero simbióticos en esencia, el capitalismo concentrado del pacto de Varsovia y el capitalismo difuso de la OTAN. Tras el derrumbe del muro de Berlín, y la fase de desarrollo exponencial de la especulación gaseosoinfopornocapitalista en la década de los noventa, el 11-S inauguró una nueva etapa ante la incredulidad de todos, y no fue ni más ni menos que la restauración de las Cruzadas. Bush y AlQaeda se entendieron perfectamente y en la misma línea el sionismo cristianojudíomusulmán extremista hizo de la destrucción de la causa palestina su principal objetivo, mientras que AlQaeda hizo de Afganistán y el país ocupado de Irak dos campos de entrenamiento y sangría de inocentes, ampliando así el terreno de lucha, que alcanza en la actualidad países tan pobres y castigados como Somalia, Pakistán o Mauritania.

Voy muy rápido, pero es que es para llegar a 2006: ataque masivo de Israel al Líbano. Incapacidad de Israel para conquistar por tierra el sur. Ataque a Gaza. Bloqueo de Gaza. Solidaridad internacional creciente con Palestina. Llegamos a diciembre de 2008: nuevo ataque israelí contra Gaza, y ruptura patente entre la complicidad de las clases dirigentes de los países europeos y árabes y la solidaridad sustancial de la ciudadanía con la población palestina.

Quiero resaltar este hecho, porque en febrero, en la inauguración de la presidencia de Obama, algo olía mal, olía mal la comida pudriéndose en los pasos fronterizos esperando llegar a Gaza, donde la población castigada por todo tipo de bombardeos y terrorismos soportaba la  necesidad urgente de productos básicos con una fuerza y entereza indescriptibles. En esta primavera, George Galloway organizó un convoy desde Gran Bretaña a Gaza que pasó por España y los países árabes, llevando alimentos, ropa y ambulancias a la población de Gaza y rompiendo el cerco y el embargo ilegal que los egipcios a las órdenes del fascista Mubarak cumplían para obedecer a quien más manda, Israel. La victoria de la ultraderecha en ese país no es en realidad más que el preludio de lo que ha pasado en Irán. Aunque haya habido un fraude colosal, hoy pienso sinceramente que es más que probable que Ahmadineyad gobierne, si no los cuatro próximos años, por lo menos un buen tiempo. El propio carácter eminentemente pacífico de las protestas honra a los seguidores de Musavi y otros oponentes al régimen, pero no puede poner en apuros a un sistema blindado y fascista que está dispuesto a no perder el poder por nada del mundo. Más aún: la felicitación reiterada por Chávez, presidente de Venezuela, a Ahmadineyad, como triunfador de las elecciones, ha puesto en un aprieto a más de uno en la izquierda, a mí el primero, pero sobre todo ha supuesto, a mi modo de ver, la  plasmación irrefutable de una ruptura insalvable en el anticapitalismo: los que se suman a Chávez por un lado, y los que, como yo, seguimos un análisis que denuncia el fraude electoral, condena el fascismo de Ahmadineyad, apoya a los manifestantes y a Musavi, rechaza elegir entre la solidaridad con Palestina y con Irán, y no denunciar por igual a todos los aparatos de represión policiales, militares y propagandísticos que se abaten sobre los palestinos, las palestinas, los iraníes y las mujeres iraníes.

Pero lo que yo o Slavoj Zizek como anticapitalistas europeos pensemos sobre Irán importa poco comparado con lo que realmente está cociéndose, que es ni más ni menos que una segunda guerra fría entre el imperialismo de EEUU y Europa por un lado y el bolivarismo y el islamofascismo por el otro. La 2ª Guerra fría puede ser, esperémoslo, más pacífica que la primera, que aunque fue fría, básicamente por no emplear bombas nucleares (excluyo Hiroshima y Nagasaki, que pertenecieron al ciclo de la 2ª GM/Auschwitz), no fue en absoluto humana, sino todo lo contrario: Corea, Vietnam, la guerra Irán-Irak y las represiones de los continentes latinoamericano y las guerras en el africano lo demuestran con creces. La 2ª Guerra Fría es el nuevo invento del capitalismo, su nueva mutación. Sus iconos respectivos son Obama y Chávez, pues bien creo que es éste último quien realmente trasciende la realidad nacionalista de su antiimperialismo. Pero como buen situacionista islamista, no me dejo engañar: ambos están ahí para obstaculizar la emergencia de un anticapitalismo emancipador que barra sus patrias, religiones, explotaciones y miserias, y abra las puertas de la liberación de cada uno y para todos. Allahu akbar.

2 comentarios

Archivado bajo "Socialist" Zionism, anarquismo, anteUtopia, antisemitismo, arabismo, autobiografía, âge hypermoderne, Bagdad, Bible, Blogama, Blogroll, Boicot a Arabia Saudí, Boicot a China, Boicot a Israel, Boicot a Italia, Boicot a La Unión Europea, Boicot a las dictaduras, Boicot a Rusia, Boicot a USA, Borders, capitalism, Christian Zionism, colonialism, Cosmopolitanism, criticism, culture's distortion, dâr al-Harb, ecology, Education, EU, feminism, Gender, Human Rights, humanitarism, imperialism, individualismo, islam, islamofascismo, islamofobia, Izquierda Anticapitalista, Jewish Zionism, Jihâd, judeofobia, Le Coeur Un, Left, loci a persona, loci a re, Madrid II, Muslim Zionism, nationalism, Obama, orientalism, Palestine, politics, Postmodernism, Postmodernity, Punks de boutique, rhetorics, Rightist Zionism, situjihadism, TAZ, Urban Culture, USA, كرامة, Virtual bonfire, webislam, [[الله اكبر]], القران الكريم, المقاومة المسلحة في فلسطين, انتفاضة غيتو غزّة, تهكمية, حرب في أفغانستان, دعاء, صلاة, صبر

Construcciones narrativas de la islamofobia mediante la figura del moro traidor en la crónica de Diego Hurtado de Mendoza

titian63

Salió el marqués de Vélez de Terque por estorbar el socorro que los moros de Berbería continuamente traían de gente, armas y vitualla, y los de la Alpujarra recibían por la parte de Almería. Vino a Berja (que antiguamente tenía el mismo nombre) , donde quiso esperar la gente pagada y la que daban los lugares de la Andalucía. Mas Aben Humeya, entendiendo que estaba el Marqués con poca gente y descuidado,  resolvió combatirle antes que juntase el campo.  Dicen los moros haber tenido plática con algunos esclavos, que escondiesen los frenos de los caballos; pero esto no se entendió entre nosotros : y porque los moros como gente  de pie y sin picas recelaban la caballería, quiso combatirle dentro del lugar antes del día. Llamó la gente del río de Almería , la del Boloduí, la de la Alpujarra , los que quisieron venir del río de Almanzora , cuatrocientos turcos y berberíes : eran por todos cuasi tres mil arcabuceros y ballesteros, y dos mil con armas enhastadas. Echó delante un capitán que le servía de secretario, llamado Mojajar,  que con trescientos arcabuceros entrase derecho a las casas donde el Marqués posaba, diese en la centinela ( lo que ahora llamamos centinela, amigos de vocablos extranjeros, llamaban nuestros españoles en la noche, escucha, en el día, atalaya; nombres harto más propios para su oficio), llegando con ella a un tiempo el arma y ellos, en el cuerpo de guardia: siguióle otra gente, y él quedó en la retaguardia sobre un macho, y vestido de grana.

Diego Hurtado de Mendoza, Guerra de Granada, edición de Bernardo Blanco-González, Clásicos Castalia, Madrid, 1970, p. 253 sq.

Texto base en Internet Archive.

Deja un comentario

Archivado bajo al-Andalus, antisemitismo, arabismo, books, colonialism, Cosmopolitanism, criticism, culture's distortion, dâr al-Harb, derivatio, imperialism, Interpretatio, islam, islamofobia, Jihâd, léxico, loci a persona, loci a re, Middle Age, orientalism, pictures, politics, Postmodernism, Postmodernity, queertly, rhetorics, scenes, situjihadism, كرامة, صبر

«El islamoizquierdista y el judeobolchevique» (citando a Guillaume Weill-Raynal)

«[…] Caricatures du Prophète, affaire Siné, etc. Comment expliquez-vous que l’islamophobie ne suscite que très peu d’indignation et que la figure du musulman prend de plus en plus place de celle du « nouveau bolchevik » ? Quels sont les soubassements idéologiques de cette posture intellectuelle ?

Difficile de parler de tout cela en quelques mots, d’autant que je prépare actuellement un livre sur ce sujet un peu compliqué. Effectivement, la figure diabolique de l’islamo-gauchiste tend à se substituer à celle du judéo-bolchevique. C’est à la fois simple et compliqué parce que je me suis rendu compte en travaillant sur la notion d’instrumentalisation que finalement le fond du discours a moins d’importance que la façon dont on l’utilise. Le racisme comme l’antiracisme peuvent être tour-à-tour instrumentalisés, en tant que discours, comme un outil : une légitimation a posteriori d’un simple rapport de forces.

Les « valeurs » sont interchangeables. Ce qui explique que toutes les cartes sont brouillées aujourd’hui et que la thèse d’Alain Finkielkraut selon laquelle l’antiracisme constituerait le nouveau totalitarisme du vingt-et-unième siècle est devenue une nouvelle tarte à la crème. L’audace apparente du paradoxe permet souvent de donner à un contresens le masque séduisant de l’idée neuve. Mais cette inversion du sens des mots cache aussi une permanence d’un discours raciste très classique. […]» (via Oumma)

Deja un comentario

Archivado bajo al-Andalus, anarquismo, anteUtopia, arabismo, âge hypermoderne, Bagdad, Bible, Blogama, Boicot a Israel, books, Borders, capitalism, Christian Zionism, colonialism, Cosmopolitanism, criticism, culture's distortion, dâr al-Harb, Education, EU, feminism, France, Gender, Human Rights, humanitarism, imperialism, islam, Izquierda Anticapitalista, Jewish Zionism, Jihâd, Left, Muslim Zionism, orientalism, Palestine, politics, Postmodernism, Postmodernity, press, quotes, rhetorics, scenes, situjihadism, كرامة, المقاومة المسلحة في فلسطين, انتفاضة غيتو غزّة, حرب في أفغانستان, دعاء, صلاة, صبر

Recrear males en el racismo y la barbarie

La doble moral de Occidente atlantista con el mundo árabe tras lo sucedido en Gaza es un paso atrás de cuarenta, cincuenta años en la lucha contra el racismo. La islamofobia ha calado de forma tan profunda que los reflejos más naturales, como el  préterito rechazo del antisemitismo, desaparecen. El día en que el antisemitismo sea tan feroz como lo fue durante décadas y siglos en Europa, la islamofobia se desatará de forma aún más exacerbada. El modelo que parece avecinarse es un comunitarismo en el que los «líderes musulmanes» defenderán a los «suyos», el sionismo a los judíos (contra la voluntad de muchos de estos) y el Papa Benedicto XVI a los católicos, y así sucesivamente. Y los ateos y agnósticos pensarán en crear sus propios «mecanismos de defensa», si es que no están ya en marcha. Porque mucha izquierda, la que desprecia el feminismo y el feminismo islámico en particular,  y toda la derecha, o casi toda (no recuerdo a nadie que se salve), ve en la opresión israelí al pueblo palestino, incluso durante el propio desarrollo de un genocidio y la destrucción de buena parte de Gaza, un «mal menor», es decir,  una barbarie aceptable, un precio que hay que pagar («hay que pagar»: ¿el impersonal se refiere al humanitarismo, al antisemitismo -manera fácil de despachar la cuestión-, o que paguen los palestinos con su vida?) para reprimir al fanatismo islámico, o sea, el islam, que tanto les asusta/incomoda/molesta. Todos juegan hoy con el miedo de todos, unos con mayores medios -gigantescamente mayores-, y otros como pueden por pura defensa propia: resistencia armada legítima.  Y como siempre con la barbarie, se ceba más con los pobres. Por eso los remedios a los males deben buscarse ante todo mediante una lucha por la verdad, y la verdad es que nadie debe responder de los actos de otros, y ningún castigo colectivo es justo, y quien catiga colectivamente es un tirano cruel y odioso. El sionismo lleva ya décadas, por no decir un siglo, castigando colectivamente al pueblo palestino por ser palestino. Es hora de que los  millones de atlantistas acostumbrados a la recreación de los males ajenos comprendan que su racismo es la semilla de tanta barbarie, y que para superarlo hay que hacer un esfuerzo mental.

– ¿Sin que ganen nada a cambio?

– Sí. Sin ganar nada a cambio. Salvo recuperar la dignidad perdida.

Deja un comentario

Archivado bajo anarquismo, arabismo, âge hypermoderne, Bagdad, Bible, capitalism, Christian Zionism, colonialism, Cosmopolitanism, criticism, dâr al-Harb, ecology, Education, EU, feminism, France, Guantánamo, Human Rights, humanitarism, imperialism, islam, Izquierda Anticapitalista, Jewish Zionism, Jihâd, léxico, Le Coeur Un, Left, Mahmud Darwish, Middle Age, Muslim Zionism, orientalism, Palestine, politics, Postmodernism, Postmodernity, situjihadism, Sufism, USA, كرامة, webislam, القران الكريم, المقاومة المسلحة في فلسطين, انتفاضة غيتو غزّة, حرب في أفغانستان, دعاء, صلاة, صبر