Archivo de la etiqueta: Wagner

Die Walküre, julio de 2008: Apoteosis


horo.650

Cargado originalmente por abenyusuf

Lâ hawla wa là quwwa il·lâ bil·lâh, wa lâ gâlib il·lâ Al·lâh
La euforia que producen los pasajes archifamosos de las Valkirias de Wagner, que sigo escuchando como estos días en radio clásica, retransmitiendo en directo desde el Festival de Bayreuth, no se verá empañada por el escándalo inadmisible de las constantes interferencias desagradables en el canal «Ravel» de Euro radio. Es un escándalo, un sabotaje oscurantista, una provocación, pero que asuman las conssecuencias en la Unión Europea, porque no lo haré yo, wa Al·lâh. El locutor se creyó que por poner velas a los dioses paganos iba a funcionar, pero no se le ocurrió pedir humildemente la intercesión de nuestro amado Profeta Muhammad, paz y bendiciones sobre él. Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo criticism, EU, Le Coeur Un, Literature's Theory, musics, pictures, politics, press, queertly, scenes, situjihadism, Urban Culture

Der Ring des Nibelungen, julio de 2008: crisis



Der Ring des Nibelungen

Cargado originalmente por abenyusuf

Salam ‘alaikum,
La verdad es que esta crónica del Festival de Bayreuth entra en crisis, en la medida en que me he dormido en medio del primer y único acto del prólogo de la Tetralogía sobre los Nibelungos, El Anillo de los Nibelungos. Me abstengo de anunciar que haré esta tarde, puesto que escribo la crónica ya por la noche, pero es probable que con esta entrada cubra el expediente para toda la Tetralogía, en la medida en que además la ilustración es de Sigfried, un plano del decorado clásico, que es la tercera parte.
No voy a decir que me dormí por falta de intensidad, sino todo lo contrario. Estamos en pleno tópico del comentario fácil sobre Wagner, pero es un constante empujón de masa sonora. Pensaba en los violines, que practican un auténtico ejercicio físico, en el canto, que es absolutamente martilleante, con por supuesto tonalidades extrañas y espeluznantes. Sigue leyendo

1 comentario

Archivado bajo books, capitalism, criticism, culture's distortion, dâr al-Harb, imperialism, Literature's Theory, Market, Middle Age, musics, pictures, scenes, situjihadism, Urban Culture, Virtual bonfire

Meistersinger von Nuremberg, julio de 2008


WAG17571

Cargado originalmente por abenyusuf

Bismil·lâh al rahmán y rahim

Sigo escuchando las óperas wagnerianas en directo, aunque por segunda vez, como antesdeayer, se producen desagradables interferencias que descomponen al locutor, que nos explica que se debe al canal de transmisión «Ravel» de Euroradio. La Europa política está en coma, y es un síntoma que la Europa cultural se sabotee así misma. Parece que lo único que sigue uniendo a Europa es su no de las corporaciones agrícolas a la supresión de aranceles en la OMC. Euroradio, transmitiendo la alta cultura alemana todos los años en verano, unía en cierto modo una forma de ser europeo. Este año, las interferencias son reminiscencias de los Campos de Internamiento de Extranjeros, síntomas de la degradación de todos los estándares.
Volviendo a la obra de Wagner de hoy, Meistersinger von Nuremberg, tiene partes muy famosas y grandilocuentes, aunque es menos agresiva que las épicas dramáticas, y tiene incluso frases delicadas de diálogos. Material de sobra para la reutilización tópica en todas las secuencias de la buena amistad del pueblo: películas, anuncios, fiestas. No me propongo plantear una arqueología de la fraternidad burguesa, pero estamos aquí de lleno en el mito. Para saber más sobre la obra, se puede leer quien quiera este resumen bien escrito del clásico José María Guelbenzu, «Los maestros pintores de Núremberg«.
La imagen que he copiado es del pintor Samuel Prout, de la primera mitad del siglo XIX. Lejos está de la belleza de los dibujos de Goethe, de algunos románticos, de Victor Hugo. Como siga reproduciendo arte convencional, esto del situjihadismo va a tener un toque de anticuario. ¡Quién lo pensara!
Wa Al·lâhu l-jabbâr

2 comentarios

Archivado bajo capitalism, criticism, EU, Human Rights, humanitarism, Market, musics, pictures, press, scenes, situjihadism, Uncategorized, Urban Culture

Tristan und Isolde, crónica de Bayreuth, julio 2008


tristanetiseult

Cargado originalmente por abenyusuf

Bismil·lâh al rahmán y rahim

Al·hamdu lil·lâh, lo prometido, cumplido. Aquí estoy yo compartiendo con ustedes en directo desde mi despacho gracias al milagro de la radio lo sublime del segundo acto de Tristan und Isolde, la elaboración de Wagner del mito del amor de Tristán e Isolda. Hoy no hay problemas de retransmisión, y las frases musicales fluyen sin límites. Cuando se frena una oración, la orquesta responde con agitación de violines, de las cuerdas, y se añaden los vientos, y finalmente hasta la percusión.
Respuestas y monólogos internos. La verdad es lo que más se corresponde con el cliché del cine y las series sobre la ópera, pues va aumentando el volumen sonoro a base de acumulaciones. Es cierto que el preludio del primer acto se suele asociar con lo más delicado posible, con ese dramatismo terrible de un a llegada a los agudos para recaer terriblemente en los graves.
No me entero del alemán más que ayer («día», «noche», «ojos», «corazón», etc.), pero se nota que la música se subordina al guión romántico, que va poniendo los acentos sobre las caídas. Bueno, vamos a seguir escuchando hasta que acabe. La ilustración es una muy reproducida miniatura medieval que alude al viaje de Tristán con Isolda durante el que beben la pócima del amor fatal. Los cabellos rubios de Isolda y el mar contrastan con la verticalidad del palo del barco, y la curiosa trompeta, que está anunciando la fama de la pareja.
Y Al·lâh decide lo visible y lo oculto.

Deja un comentario

Archivado bajo books, Gazal, Gender, Middle Age, musics, Poetry, queertly, scenes, situjihadism

Parsifal, julio del 2008, para los amigos.


pogany_parsifal2

Cargado originalmente por abenyusuf

Una combinación veraniega: Wagner, que nunca hay tiempo de ponerlo, y una actividad lenta: la traducción. Estoy encontrando los equilibrios de la escritura en la era blogger + google + radio clásica. El caso es que la retransmisión ha estado empañada, como todos habrán podido sufrir, y el locutor P. Pérez de A. el primero, por las interferencias en el viaje de las ondas de Bayreuth a Múnich, a Ginebra y a Madrid. La culpa es de Múnich o Ginebra, seguro. Así que a veces nos tuvieron que poner desde Madrid una grabación con Plácido Domingo interpretando a Parsifal. En principio quería escribir esta entrada en directo, pero no pudo ser. Además Parsifal sólo tiene tres actos. Mañana, o sea, hoy, esta tarde, que ponen Tristán e Isolda, quizás intentaré in shâ’ Al·lâh mi primera crónica en directo, a distancia, desde mi terminal. Bueno,el cuadro es una pasada romántica de las que me molan, porque me recuerdan la infancia cómica de los tebeos.
Menos mal, por otro lado, que ni me entero con la radio de la puesta en escena, porque aparentemente la de este año, que el público ha aplaudido, tenía banderas y uniformes SS-Nazis por doquier, no sé en qué acto. Mejor ni verlo, me parece monstruoso apreciar música con las banderas de la abominación de fondo. Parece ser que es un montaje político, la historia de Alemania. La música clásica, definitivamente, no le sienta bien a más de uno. Aunque no sea mi caso, que soy un aficionado con criterios estrictamente estéticos.
Se me olvidaba: el caso es que es una obra llena de pasajes envolventes. El alemán se entiende poco («muerto», «tú», «solo», etc.), habla de una lanza, y de un héroe, y de un Grial. El santo. Bueno, eso da igual, lo importante es ir intuyendo el preludio wagneriano a la música de Mahler, con más potencia e ingenuidad.
Y Al·lâh ama la Belleza

Deja un comentario

Archivado bajo criticism, culture's distortion, Middle Age, musics, pictures, politics, scenes, situjihadism, Uncategorized, Urban Culture